Facua y los dentistas... Me ponen de mala leche.

Hola a todos,
Ya ha pasado el verano, estuve 2 semanas incomunicado sin cobertura de teléfono ni, por supuesto, internet. Después volví a la civilización y cuando todavía estaba de vacaciones vi como la profesión en las redes sociales se sobresaltaba por una noticia que recogían a modo de "corta y pega" algunos periódicos sobre un supuesto "estudio" de Facua. Esta asociación de consumidores gusta de hacer encuestas y sobresaltar a la población con noticias de supuestos abusos de las empresas, grandes o pequeñas, a los consumidores. Así pueden sentirse bien pagados de sí mismos.
Así, una encuesta telefónica sobre precios que habían realizado en 2008 encendió la mecha. Ellos le llaman estudio, pero dada la poca seriedad con que lo presentan yo lo llamaría encuesta telefónica con porcentajes.
La verdad es que me fastidia dar pábulo a esta sarta de tonterías pero me veo en la obligación de comentarlo porque siempre surgen preguntas y comentarios entre profesionales y pacientes.

En este "estudio" cometen un error de bulto, que es contemplar que tratamientos con el mismo nombre son iguales. Hace un tiempo escribí: "Muchos chorras piensan que todos hacemos lo mismo y que unos queremos cobrar x y otros 2x por los tratamientos, siendo estos iguales. Pues de iguales nada, solo un idiota diría que todos los "empastes" son iguales y que todos los dentistas son iguales. Los "empastes", obturaciones, reconstrucciones o como se quieran llamar solo son iguales en el nombre que se les da."
Pues nada, ya hemos dado con los "listillos" que con afán de alertar de lo malos que son, en este caso, los dentistas, lanzan en una nota de prensa, o desde su página web, una serie de simplezas equivocando ese principio básico. Vamos, que podrían "alertar" de que hay marcas de automóviles que cobran hasta un 1000% más por el mismo producto que otras, es decir, coches. Denunciar que Mercedes-Benz produce automóviles más caros que Dacia, solo por poner un ejemplo, es claramente de gente corta. Pues en odontología hay clases como en todo, los dentistas lo sabemos, los pacientes lo saben, pero en Facua no.
Ese lenguaje alarmista es ridículo. Cito: "...ha detectado diferencias de hasta el 420%, lo que pone de manifiesto que los márgenes de beneficio que se mueven en el sector pueden llegar a ser más que abusivos." Nunca nombran los "márgenes de beneficio que se mueven" porque no los saben, porque sólo han preguntado precios. Y continúan: "...FACUA se pregunta qué márgenes de beneficios alcanzarán quienes facturan nada menos que..." La verdad es que no se puede ser más estulto. En Facua a algún lumbreras se le ha ocurrido que los dentistas más baratos lo hacen todo bien, utilizan las últimas técnicas, con los últimos y/o mejores materiales, estando siempre al día de la rápida evolución de la odontología y dando por tanto, siempre, tratamientos excelsos. Y que todos los demás lo único que quieren es lucrarse. ¡PUES NO!
Llevo varias entradas escribiendo sobre cómo la guerra de precios hace que se tire al suelo la calidad y se hace en directo detrimento de la salud del paciente. Y ME NIEGO A ACEPTAR EL IGUALITARISMO. Todos los dentistas no son iguales y todos los tratamientos no son iguales si los realizan dentistas que no son iguales. Me encantó el titular de la entrevista que recientemente le hicieron a nuestro colega de profesión Eduardo Anitua: "El igualitarismo es la mayor de las injusticias". Es una injusticia querer valorar como iguales a aquellos que se esfuerzan, que sacrifican márgenes de beneficio (aún cobrando más), que emplean más tiempo y más esfuerzo intelectual en la resolución de tratamientos dentales; con aquellos que hacen valer la ley del mínimo esfuerzo, de la máxima economía de recursos (SIEMPRE A COSTA DE LA CALIDAD PORQUE NADIE DA DUROS A 4 PESETAS) y anteponiendo siempre el beneficio económico a cualquier otro punto de vista. Me da asco ver como muchos desprecian el trabajo de los demás
Así que cuando piensan que quien hace una endodoncia por 70€ es el bueno que se planteen si están diciendo la verdad o una burda falacia; que quien cobra el doble o más quizá se gastó más dinero en el local que ocupa porque... ¡oh, Dios mío! las ciudades tienen precios distintos por sus locales comerciales y pisos, porque los impuestos locales y autonómicos son distintos; y sobre todo, porque quizá compró el material e instrumental para realizar una endodoncia de verdadera calidad y cobra como tal, como especialista que seguramente se ha formado durante 2 años exclusivamente en ello, que quizá tenga más conocimientos derivados de la experiencia y que al fin y al cabo quizá tenga ganas de ganarse la vida con aquello que hace realmente bien. 
Facua debería tener interés en que a los consumidores asociados a ella se les tratara bien, con tratamientos de calidad dentro de un precio razonable para todas las partes ganaran: paciente y clínica dental. Una clínica que suele tener secretarias, auxiliares, higienistas, costes de materiales, trabajos que los laboratorios de prótesis quieren cobrar de un modo digno y finalmente dentistas que se esfuerzan por dar lo mejor de sí mismos con la máxima calidad dentro de la técnicas odontológicas más aceptadas en cada momento. El mundo debería ser WIN-WIN para que todos estuvieran contentos. Recibir un buen tratamiento a un precio razonable en el que quien te brinda ese buen servicio no tenga que malvivir (ocurre en algunos casos, incluso en la odontología) no es mucho pedir. Espero que el daño que Facua desea producir a mi profesión, les vuelva de algún modo. 

P.D. En la proxima entrada hablaré de algo que no sea la defensa de mis valores profesionales y si de cuestiones que preocupan mucho más a los pacientes. Pido disculpas si he sido demasiado corporativista, pero estimo mucho mi profesión y me duele que la ataquen gratuítamente.


Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Ver Entradas Antiguas...
/